27 de junio de 2022
Adaptive Browser History Sniffing      
Fixed time : ms
Optimal number of auxiliary links
,
The number of links
Current URL:
RESULT        

#LasPiezas || Acuario, la libertad y lo político

4 minutos de lectura

El paso inevitable de una Era a otra Erase siente hoy en día más que nunca, es decir, el cambio de la Era de Piscis a Acuario. La prueba irrefutable la tenemos con la Pandemia, (que no fue más que el culmen, la acumulación, el pretexto de sucesos que se encausaron en un solo momento histórico, donde se creó una irremediable ruptura sistémica) que tan solo es uno de los tantos parte aguas, que expresan muy bien los tiempos que estamos viviendo.

Tiempos que esotéricamente tienen una explicación, aplicada desde luego desde una  macro perspectiva que busca no solo dilucidar cómo opera el entramado de relaciones sociales, pues debido a que hemos entrado en ACUARIO, las relaciones políticas, en un principio se tornarán complejas, -e irremediablemente ocurrirán sucesos inesperados- Acuario al ser un signo de aire, nos profiere de esa Libertad que podemos observar, y no solo lo observamos en la política, lo podemos observar en cada aspecto de la cotidianidad, un ejemplo claro, es la guerra que la Élite le declaró a Rusia, que por su parte busca resguardarse de la agenda Globalista y sus tentáculos.

Acuario en su esplendor, nos brinda la posibilidad de trazar una ruta que nos haga ver la realidad más allá de la postmodernidad. Si la modernidad significó lo sólido, y lo postmoderno la liquidez, la entrada en esta etapa histórica podría significar la apertura como camino iniciático a trazar un nuevo paradigma civilizatorio que promueva precisamente la libertad en su máxima expresión, pues el sistema como lo conocemos se está transformando, por no decir derrumbando.

Un sistema que se está transformando lentamente y que nos da, sí, nos da la posibilidad de crear una nueva civilización, después de todo, hablar de ideología a estas alturas es obsoleto, ¿es anticuado? Tal vez sí, porque después de todo si analizamos y vamos más allá del paradigma actual, Acuario nos proferirá la posibilidad para que el ser humano, pueda crear nuevas formas de conocimiento, que pasen por lo integral-holístico hasta llegar a formas novedosas, un ejemplo claro, debería ser integrar lo esotérico a la educación, a la psicología, incluir la astrología como método, después de todo, valdría recordar porqué personajes como Hitler, llegaron a perseguir a los astrólogos, en aquella famosa “noche de los astrólogos, donde Hitler encarceló a todos los astrólogos de Alemania por tener conocimientos peligrosos para aquella época”.

También no debemos olvidar que Acuario, al ser un signo de aire, facilita el flujo y las dinámicas de comunicación, es por ello que observamos cómo las redes sociales y el sexto tecno paradigma digital posibilitan que la información fluya, ello, pese a los intentos de censura realizados desde la Élite con afán de permear los avances, (el conocimiento mismo fluyendo en la red como nunca antes vimos). Y claro, esto no solo da la posibilidad para que el giro se dé hacia la renovación, pues, también existe la posibilidad para el colapso total de la civilización, por ello mismo, los cambios se deben dar de forma cauta, siempre tratando de obtener del contexto lo favorable para crear una nueva civilización más humana, más libre, en donde quepa el entendimiento del otro, por el otro para el otro.

Un entendimiento a través de la libertad que la Era de Acuario puede facilitar, porque no hay vuelta atrás y aunque estamos en la etapa inicial de acuario, que se cubre con crisis y caos, pronto, más pronto que tarde, entraremos de lleno a experimentar esa salida de la postmodernidad para encaminarnos al flujo de lo impredecible, al pleno auge de la Era de Acuario.

Una Era que sin duda transformará las concepciones políticas que se tuvieron en épocas pasadas, en donde reinó la división, el caos. Al haber Libertad, la posibilidad de una civilización más libre, está en la mesa, tan solo habrá que esperar qué hace la sociedad con esta nueva configuración de la realidad.

**Rodrigo Arroyo es escritor.

NOTA: Las opiniones presentadas en estas columnas de opinión son de única responsabilidad de la persona que las escribe y no necesariamente representan la línea editorial de Ajedrez Político

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.